El primer chapuzón del verano

Descubra algunas de las mejores escuelas donde los niños pueden aprender a nadar

Todos estamos de acuerdo en que la natación es uno de los deportes más completos que existen, por eso no es de extrañar que muchos pediatras recomienden a los papás que enseñen a nadar a sus hijos a una edad temprana. Y es que este deporte desarrolla su sistema nervioso central, favorece la coordinación de los movimientos, fortalece la musculatura y estimula el sistema circulatorio y respiratorio. Además, con la llegada del verano, los más pequeños de la casa estarán deseando divertirse en el mar o la piscina, así que esta época del año se convierte en el momento ideal para que los niños comiencen a familiarizarse con el agua. ¿Le gustaría conocer algunos centros donde pueden recibir clases?

Leonarmi, por ejemplo, es un centro de educación integral que se encuentra en Barcelona y que dispone de programas para bebés que, acompañados por sus papás, aprenden a moverse en el agua, así como a desarrollar su instinto de supervivencia en el medio acuático y a adquirir un mayor dominio y control de su cuerpo. También existen diferentes cursos para niños a partir de dos años y hasta los once con los que se pretende mejorar su estilo a la hora de nadar.

Baby Gym en Pozuelo (Madrid) es otro de los centros que apuesta por que los niños pierdan el miedo al agua desde que son bien pequeños. Por eso han creado clases de actividades acuáticas con grupos de un máximo de tres niños de entre 5 meses y 3 años. Superada esta edad, el siguiente paso es aprender a recorrer distancias cortas a nado, a través de sesiones diarias de 30 minutos.

La escuela de natación Hydra, con instalaciones en el País Vasco, La Rioja y Pamplona también ofrece cursos especialmente diseñados tanto para niños como para bebés. Otra de sus ventajas es que cuenta con un ‘jardín de infancia’ en el que persigue estimulación psicomotriz y enseñanza en el agua.

Más sobre: