Cómo cuidar la piel de los niños durante los meses de calor

La doctora Pérez Gala resuelve sus dudas sobre protección solar infantil

¿Por qué es tan importante la fotoprotección en la infancia?
Porque las quemaduras solares en la infancia y adolescencia pueden incrementar el riesgo de cáncer de piel en la edad adulta. Los niños que llegan a sufrir incluso dos quemaduras intensas de sol podrían duplicar su riesgo de cáncer de piel más tarde en la vida, lo que constituye una de las mejores razones para asegurarte de que tu pequeño esté adecuadamente protegido del sol en verano. Para cuando un niño tenga la edad de 18-21 años habrá recibido del 50-80% de la exposición al sol que obtendrá durante su existencia completa. "Las células de la piel tienen, entre otros, un gen llamado p53 que puede dañarse con el sol a lo largo de la infancia, preparando el escenario para que las células se dividan anormalmente a medida que crecemos".

¿Se pueden usar los filtros solares que hayan sobrado del año anterior?
Depende del fabricante y del filtro, pero habitualmente está indicado en el frasco o tubo con un dibujo en el que figura la caducidad una vez abierto (normalmente 12 meses). Es muy importante no superar esta fecha puesto que el efecto como fotoprotector se pierde.

¿Cómo puedo tratar las quemaduras leves en los niños?
El eritema solar (enrojecimiento de la piel) comienza entre 3-5 horas de la exposición, alcanzando su máximo entre las 12-24 horas siguientes (si es muy intensa, incluso se formarán ampollas o se "pelará" la piel). Posteriormente, desaparecerá en las siguientes 72 horas de forma gradual. El tratamiento consiste en evitar la exposición solar, dar baños frescos o aplicación de compresas frías, corticoides tópicos en emulsión de baja o mediana potencia y si presenta mucho escozor o dolor, antiinflamatorios orales (ibuprofeno). En caso de niños pequeños que además presenten dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y malestar general, es conveniente una valoración por Dermatología y/o Pediatría, ya que a veces puede asociarse a un golpe de calor que requiere tratamiento hospitalario específico.

Más sobre: