Cafeína y embarazo, ¿una relación peligrosa?

Un nuevo estudio revela que la ingesta de café puede duplicar el riesgo de sufrir un aborto

Son varios los estudios que llevan años intentando vincular el consumo de cafeína durante el embarazo con un incremento del riesgo de que se produzca un aborto, pero muchos ginecólogos dudaban de la fiabilidad de las pruebas realizadas hasta el momento y nunca se ha llegado a una conclusión definitiva.

Sin embargo, la polémica al respecto se ha reavivado con una investigación de la Fundación Kaiser Permanente, realizada a 1.063 embarazadas de San Francisco y que ha sido recientemente publicada en la revista American Journal of Obstetrics & Ginecology.

Este estudio analizó el consumo de bebidas con y sin cafeína que las participantes tomaban diariamente, teniendo el cuenta también, factores como la edad las mismas o su adicción al tabaco. En total un 24,5% de las embarazadas que consumían bebidas con cafeína sufrieron una interrupción de su embarazo, frente a un 12,5% entre las que no lo hicieron.

En resúmen, según la Fundación Kaiser Permanente, las mujeres que toman 200 mg al día de cafeína o más (el equivalente a dos tazas de café) tienen el doble de riesgo de sufrir un aborto. ¿El motivo? La cafeína es una sustancia que atraviesa rápidamente la placenta y llega al feto, que no puede metabolizarla de manera adecuada debido a su escaso desarrollo.

Sin embargo, son muchos los especialistas que consideran que es demasiado pronto para lanzar la voz de alarma con respecto a la relación entre la cafeína y una posible interrupción del embarazo, por lo que habrá que esperar nuevos estudios que confirmen las afirmaciones de esta investigación.

Más sobre: