Propuestas para esquiar en familia

Cuatro alternativas para disfrutar de la nieve con los más pequeños de la casa

Esquiar y cuidar a los niños al mismo tiempo se puede convertir en tarea imposible para los papás. Sin embargo, desde hace algunos años, la mayoría de las estaciones de esquí se han dado cuenta de la necesidad de prestar una atención especial a los más pequeños de la casa, creando juegos y escuelas de esquí especialmente pensadas para ellos. Así, los ‘peques’ están entretenidos mientras que los adultos pueden dedicarse a practicar su deporte preferido sin preocupaciones.

Grandvalira, en Andorra, es uno de los mejores ejemplos de esta nueva tendencia, ya que cuenta con un espacio dedicado a los niños: el Mickey Snow Club, que consta de cuatro guarderías ambientadas con personajes de Disney y situadas en las estaciones de Canillo, Soldeu, Grau Roig y el Tarter. Estas dos últimas cuentan, además, con una serie de pistas diseñadas para los niños con pequeños saltos, muñecos y hasta túneles hinchables.

Sierra Nevada es otra de las estaciones que se preocupa por atender las necesidades de las familias. Si quiere que sus hijos comiencen a esquiar desde una edad temprana puede acercarles al jardín alpino Dreamland situado al pie de las pistas, donde un grupo de monitores les enseñarán a andar con los esquís, a girar, a frenar y a realizar sus primeras bajadas. Además, este centro cuenta también con un servicio de guardería en el que los ‘peques’ podrán jugar y descansar hasta que sus papás vengan a buscarles.

La estación de Formigal también se ocupa de los más pequeños de la casa. De hecho, todos los niños que midan menos de 1,10 metros y que usen casco, tendrán forfait gratuito siempre que vayan acompañados por un adulto en los remontes. Además, todos los menores de 12 años que contraten un mínimo de cinco días de esquí conseguirán una entrada gratis para el Parque Faunístico de los Pirineos Lacuniacha.

Más sobre: