Las mascotas, ¿un buen regalo para los niños en Navidad?

El equilibrio entre el estilo de vida de la familia y las necesidades del animal son la clave para una convivencia feliz

Cuando se acerca la Navidad, muchos niños piden una mascota como regalo. Aunque el hecho de responsabilizarse del cuidado de un animal en casa puede ser una experiencia muy enriquecedora para los pequeños, hay que meditar muy bien esta decisión y tener en cuenta una serie de factores antes de decidirse a acoger a un nuevo miembro en la familia. De lo contrario es muy posible que al cabo del tiempo, esa mascota que hacía tanta ilusión a los niños acabe siendo abandonada. Sin ir más lejos, en 2006, más de 100.000 perros fueron recogidos por diferentes Ayuntamientos españoles y protectoras de animales.

Según señala Lluís Ferrer, catedrático de la Facultad de Veterinaria y miembro del Patronato de la Fundación Affinity, en la elección del animal "aspectos como la raza, la edad y el sexo son algunas de las claves del éxito en la integración de una mascota en el contexto familiar, ya que es necesario lograr el equilibrio entre sus necesidades específicas y el estilo de vida de la familia propietaria".

Por ello, antes de decidirse por un animal u otro hay que tener en cuenta las posibilidades económicas familiares y las dimensiones de la vivienda, así como el tiempo del que se dispone para cuidar de la mascota y el grado de compromiso de los niños a la hora de cuidar y educar a su perro o gato.

En caso de duda, la Fundación Affinity aconseja consultar al veterinario cuál es la mascota que más conviene a cada familia, así como rellenar el cuestionario de aptitud para tener animales de compañía que encontrarán en la web:

www.fundacion-affinty.org

Más sobre: