El jamón serrano: una fuente de salud para los más pequeños

Una campaña informativa dará a conocer a los escolares las propiedades más saludables de este producto

Que los niños necesitan mayor cantidad de nutrientes que los adultos para favorecer su correcto crecimiento y desarrollo es un hecho. Proteínas, vitaminas y hierro son necesarios en su dieta diaria, eso sí, teniendo en cuenta que ésta debe ser equilibrada para evitar uno de los grandes problemas de hoy día: la obesidad infantil.

Evidentemente, no existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes esenciales que los ‘peques’ demandan después de horas de juego, clases, exposición al frío y al calor, y demás actividades que realizan incansablemente cada día. Aunque bien es cierto que algunos, como el jamón serrano, contribuyen en buena parte a cubrir muchos de ellos.

Por esta razón, la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación han prestado su apoyo a Confecarne para la puesta en marcha de una campaña informativa acerca de las numerosas propiedades de este producto, típicamente español, con cien charlas didácticas en diferentes escuelas y centros educativos de España. Su objetivo: dar a conocer de forma amena y divertida los beneficios que el jamón serrano tiene para el organismo de los más pequeños, y así lograr que los escolares lo integren en su dieta.

Entre sus muchas propiedades, la que más destaca por sus grandes beneficios para el sistema inmune, el crecimiento y el desarrollo de los niños es sin duda su alto contenido en proteínas: hasta el 30,5 por ciento de sus necesidades diarias en una sola loncha de 30 gramos. Las proteínas son un nutriente esencial para los niños ya que favorece el crecimiento y la renovación de tejidos, y el jamón serrano posee un cincuenta por ciento más de las presentes en una cantidad proporcional de carne fresca.

La presencia de ácidos grasos oleicos (semejantes a los del aceite de oliva), que facilitan la producción de colesterol ‘bueno’ y reducen el colesterol ‘malo’, su alto contenido en hierro, esencial para prevenir la anemia tan típica en los niños a causa de su rápido crecimiento, y sus grandes cantidades de vitaminas y minerales como el zinc, el calcio o el fósforo, son solo algunos de los otros muchos beneficios que este delicioso alimento tiene para la salud de los niños.

Más sobre: