Adiós al uso abusivo de las videoconsolas: vuelven los juegos de siempre

Las carreras, los zancos o la pelota son la mejor forma para que los 'peques' realicen ejercicio todos los días, y refuercen el vínculo afectivo con los padres

Menos videoconsola y más carreras y juegos de los de siempre es la receta idónea para potenciar el vínculo de los padres con sus hijos y conseguir que hagan un ejercicio tan sano como divertido. ¿El secreto? Encontrar juegos en los que todos los niños puedan participar.

Según datos del estudio de Cuencia acerca de la prevención del sobrepeso en los más pequeños (España posee la tasa de niños obesos más alta de Europa), la actividad física es el factor más importante a la hora de mantener a los niños en forma. El mismo estudio propone realizar ejercicios sanos, pero sobre todo divertidos, en los que todos los niños puedan participar. ¿El resultado? Un programa a base de juegos tradicionales como carreras de sacos, pelotas o zancos. Mayor calidad de vida, mejor autoestima o aumento del rendimiento académico son solo algunos de los beneficios que supone llevar a cabo esta rutina. ¡Hay que ponerse en forma entre risas!

  • El volante
    Tan fácil como hacer un círculo y pasarse una pelota, pequeña y ligera, sólo con los pies, intentando darle no sólo con la punta, sino también con el empeine, la planta, el talón… Al jugador que se le cae, queda eliminado, hasta que finalmente sólo queda el ganador. Lo ideal es ir aumentando el grado de dificultad, poniendo reglas como darle tres veces cada uno o usar exclusivamente el talón o sólo el empeine.

  • El cuartel
    Se hacen 2 equipos, colocados uno frente a otro, separados por una marca y a una distancia igual de un espacio que será el "cuartel". El primero que sale debe acercarse a uno del equipo contrario y designar al que será su perseguidor con un golpe en la mano. Este debe correr tras él para alcanzarle antes de que llegue a su "cuartel" y quede a salvo. Si lo atrapa, el perseguido pasa a su equipo. Si se salva, otro niño debe repetir esa jugada e iniciar una nueva persecución. Pierde el equipo que antes se quede sin participantes.

    Más sobre: