¿Cómo le tengo que dar las medicinas?

El doctor Eduardo Junco Aguado resuelve todas las dudas de los ‘papás’ sobre este tema

Cuando los niños están malitos y tienen que tomar alguna medicina, suelen protestar porque no les gusta su sabor. Para evitar este tipo de situaciones y conseguir que ingieran la medicación sin rechistar, le ofrecemos algunos consejos del doctor Eduardo Junco Aguado.

En el caso de que el niño aún sea lactante, se puede probar a mezclar las medicinas con alimentos o bebidas, pero siempre tras haber consultado con el pediatra. Si la toma no se puede realizar con una cucharilla, la alternativa es recurrir a la tetina del biberón o a la administración con jeringuilla que, introducida en la boca, hace entrar el líquido más rápido.

El momento ideal para dar las medicinas al bebé es justo antes de las comidas, sobre todo del desayuno, ya que así se favorece su absorción. En el caso de que el medicamento deba ser administrado a lo largo del día en varias tomas, lo correcto es distribuirlo cada 6-8 horas de forma equidistante, intentando evitar la medianoche o la madrugada.

Cuando lo niños empiezan a ser mayores y se niegan a tomar un medicamento, suele subyacer una actitud de rebeldía. Razonar con ellos sobre la importancia de tomar la medicina sería el método ideal, pero muchas veces no da resultado, así que se recomienda cambiar la vía de administración para resolver el problema.

Más sobre: