Cómodos y abrigaditos en casa

Unas zapatillas acolchadas o forradas con borreguito, las compañeras ideales para los días más fríos

Con la llegada del otoño, el calzado de los ‘peques’ tiene que adaptarse a la nueva estación para impedir que los niños estén incómodos o pasen frío. Sin embargo, no sólo es el momento de comprar botas y zapatos cerrados, sino que los 'papás' también deben prestar atención al calzado que utilizan sus hijos cuando están en casa.

Atrás queda la época de las zapatillas clásicas con diseños aburridos que resultaban tan poco atractivas para los más pequeños. Hoy día, los niños se inclinan hacia los modelos acolchados, que reproducen formas de animales o que están forrados con borreguito. Además, las tonalidades vivas de este tipo de calzado pondrán la nota de color dentro de la habitual monotonía del otoño.

Más sobre: