Encías sanas durante el embarazo

Descubra cómo reconocer, prevenir y tratar la gingivitis

Cuando una mujer está esperando un bebé, las náuseas o las molestias estomacales son algunos de los malestares típicos que suele padecer. Sin embargo, no son los únicos. Durante el embarazo, la salud bucal también puede resentirse y la gingivitis suele hacer acto de presencia. ¿Se ha planteado alguna vez por qué?

La respuesta es sencilla. Los cambios hormonales que el organismo de las embarazadas sufre continuamente provocan una mayor sensibilidad a la placa dental (la capa de bacterias que se forma continuamente sobre los dientes), lo que causa que las encías se irriten.

Si no tiene claro cómo distinguir si padece o no una enfermedad gingival, existen una serie de síntomas reveladores que le ayudarán a reconocerla. Sangrado durante el cepillado de los dientes, mal aliento, mal sabor de boca y sobre todo, encías hinchadas y enrojecidas son sus manifestaciones más habituales. En caso de que sienta alguna de estas molestias, lo más aconsejable es acudir al dentista para una revisión y una limpieza bucal.

De todas maneras, la mejor forma de luchar contra la gingivitis es evitándola. Según señalan los expertos de Procter & Gamble, conviene cepillarse los dientes con una pasta específica para el buen mantenimiento de la salud gingival, así como realizar limpiezas interdentales a diario. La alimentación también influye en el estado de nuestros dientes y encías, por lo que conviene llevar una dieta saludable, rica en calcio.

Más sobre: