Alergias en la infancia

El doctor Eduardo Junco Aguado nos da las claves de estas patologías en los niños

Alergia respiratoria
Es la más frecuente. Más de un 15% de la población infantil la padece. Aunque no es importante provoca molestias, sobre todo, en primavera por la polinización.

Causa estornudos, picor nasal, rinorrea, tos y disnea. Los síntomas se agravan al aire libre y en días ventosos y húmedos.

Alérgenos más frecuentes: polen de gramíneas, plantas y polvo de casa. Pelos de animales. Hongos y bacterias.

Alergia cutánea
La reacción alérgica más frecuente en la piel es la urticaria. Se caracteriza por la existencia de lesiones en forma de habones y pápulas, acompañados de intenso picor. La alergia o dermatitis de contacto es otra forma frecuente de reacción alérgica de la piel.

Alérgenos más frecuentes: metales, látex, detergentes, picaduras de insectos, o productos químicos, entre otros.

Alergia digestiva
Está producida por la reacción ante determinados alimentos, sus componentes o sustancias que los acompañan.

Se manifiesta habitualmente porque provoca diversas reacciones o síntomas en el aparato digestivo. Vómitos, diarrea, estreñimiento y dolor abdominal son los más frecuentes.

Hay algunos casos en los que la alergia digestiva puede ir acompañada también de síntomas cutáneos.

Enfermedades como la celíaca, la intolerancia al gluten, a la lactosa o la alergia a las proteínas de la leche o a las de la clara de huevo suelen manifestarse en la infancia temprana.

Alérgenos más frecuentes: lactosa, proteínas de la leche, proteínas del huevo, mariscos, pescados azules, conservantes o estabilizantes son los más comunes, entre otros muchos.

Más sobre: