¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene dislexia?

El doctor Eduardo Junco nos da todas las claves para tratar esta enfermedad en la infancia

La dislexia es una condición que afecta al desarrollo intelectual debido a que se trata de un trastorno del aprendizaje que necesita métodos especiales para la enseñanza, pero no porque estos niños tengan un coeficiente intelectual menor. De hecho, muchos especialistas consideran que los disléxicos piensan mejor y más rápidamente, y ponen como ejemplo que hombres tan brillantes como Da Vinci, Einstein o Walt Disney fueron disléxicos en su infancia.

Síntomas
  • El más importante es el retraso y la dificultad para aprender a leer y adquirir fluidez en la expresión oral.

  • Los niños disléxicos suelen comenzar a hablar más tarde (disfasia) y tienen dificultad para reconocer y recordar los nombres de las letras, los números y los colores.

  • No pronuncian bien las palabras largas.

  • Con frecuencia, tienen errores en la percepción espacio-temporal.

  • Confunden arriba con abajo o derecha con izquierda.

  • Confunden letras y palabras con otras similares, en la forma o el sonido.

  • Tienen disminuida su capacidad de atención y concentración, y aprenden más por observación que por estudio.

  • No les gusta el colegio ni la lectura, y en los exámenes orales tienen más éxito que en los escritos.

  • Tienen una inteligencia normal y esconden sus limitaciones con estrategias compensatorias.

  • A la larga, pueden presentar problemas de conducta, debido a la baja autoestima y los problemas escolares que el trastorno genera.


  • tratamiento
    Las deficiencias de lectura y escritura se tratan mediante técnicas educativas de corrección, las cuales deben comenzar cuanto antes.
    Es importante que los padres y el niño afectado comprendan cuál es el problema y su naturaleza y entiendan su evolución y los medios para corregirlo.

    Más sobre: