Mamás en plena forma: cuidados postparto

El entrenador personal Marcos Flórez nos da todas las claves para recuperar la figura después del embarazo

La gimansia más discreta e importante
Si hay un punto en el que coinciden todos los expertos es en la importancia de fortalecer los músculos del suelo pélvico. Los ejercicios más fáciles de hacer son los llamados 'Kegel', que refuerzan los músculos de vejiga, uretra, útero y recto. Para localizarlos, sólo hay que interrumpir el flujo de orina durante la micción. Pero, ¡cuidado! estos ejercicios no se hacen al orinar, ya que eso podría causar una infección. Hay que contraer esa musculatura de 8 a 10 segundos diez veces seguidas, tres o cuatro veces al día, procurando concentrarse en el ejercicio, sin apretar estómago o piernas, ejercitando tan sólo la vagina. Es importante ser constante, puesto que trabajar y fortalecer el suelo pélvico evita las pérdidas de orina y mejora la calidad de las relaciones sexuales.

¿Cuándo es tiempo de hacer régimen?
No hay que obsesionarse por recuperar la figura de inmediato ni hacer dietas estrictas. Durante la lactancia conviene consumir 500 calorías extra al día en forma de alimentos sanos tales como frutos secos, plátanos, yogur, atún, carne magra, pasta o legumbres. Es preferible hacer más ejercicio (durante los primeros meses, de baja intensidad) a tomar menos de 1.500 calorías, algo que podría tener el efecto contrario y hacernos guardar hasta la última reserva de adipocitos. Es mejor perder peso poco a poco: es más sano y además, más fácil mantenerse.

Más sobre: