Videojuegos: normas básicas para que los niños no abusen de ellos

Le damos algunos consejos para que estos nuevos juegos aporten beneficios a los más pequeños

Los videojuegos han interrumpido con fuerza en la vida de los más pequeños. Se han convertido en uno de sus pasatiempos favoritos, que, bien usados, pueden ser recreativos y educativos al igual que pueden ser nocivos. Es importante que los adultos estén atentos a cómo utilizan los videojuegos sus hijos y establecer con ellos normas de autorregulación.

La empresa EA, creadora de videojuegos como Los Sims, el juego de la FIFA, de la NBA o de Harry Potter, comparte una serie de consejos y reglas para conocer, disfrutar y, sobre todo, regular bien el uso de los videojuegos por parte de los más pequeños.

El primer paso para autorregularse es que tomen conciencia del tiempo que le dedican. Antes de jugar, habla con ellos para pactar el tiempo que se le dedica, al igual que se pacta el tiempo de otros juegos o tareas. Cuando llega un nuevo videojuego, es normal que los niños estén más ansiosos por jugar con él, así que es mejor reservarlo para momentos en que haya más tiempo libre, como el fin de semana o las vacaciones.

Los videojuegos no deben suplir otras actividades vitales para el desarrollo de los niños como estudiar, leer, jugar al aire libre, hacer deporte. Se debe buscar una manera de compatibilizarlos todos ellos de forma positiva. La gran mayoría de los videojuegos tienen opciones para guardar la partida y así poder interrumpir el juego y luego retomarlo tranquilamente.

Con quién jugar
Es importante promover el juego con amigos y familiares. Permite compartir emociones, aprender juntos, cooperar, dar ideas, expresar sentimientos y opiniones, reflexionar… Jugar con ellos nos permitirá entender y hablar de los videojuegos y de aquello que nos parece bien o mal, ejerciendo así la labor educativa de los padres, guiando y orientando.

Invitar a los amigos a jugar en casa, compartir el juego con otros compañeros, también les ayudará a autorregular su propio tiempo cuando jueguen solos. Para ello hace falta disponer de un aparato con varios mandos, así como de videojuegos que permitan la opción de varios jugadores o multijugador.

Más sobre: