¿Cómo detectar y prevenir la toxoplasmosis?

El doctor Eduardo Junco nos da todas las claves sobre esta enfermedad tan común durante el embarazo

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito llamado 'toxoplasma gondii'. La infección se produce, fundamentalmente, si se comen carnes sin cocinar que se encuentren infectadas. También, mediante el contacto con la tierra o con las heces de los gatos que contengan los parásitos. En la gran mayoría de los casos cursa de forma asintomática, por lo que muchas personas no saben si han padecido la enfermedad. En el caso de producirse síntomas, el síndrome mononucleósico es la principal forma de afectación (fiebre, adenopatías, fatiga y dolor de garganta).

Cómo se detecta
El problema con la toxoplasmosis es adquirirla durante el embarazo o justamente antes de quedar embarazada. En Europa existe una elevada prevalencia de toxoplasmosis, por lo que es menos frecuente que las mujeres lleguen a planificar sus embarazos sin haber tenido contacto previo con el parásito.

Para determinar si se ha tenido toxoplasmosis es necesario realizar una prueba de sangre (serología). Lo ideal es realizar esta prueba antes de que se produzca el embarazo, por lo tanto, debe existir una planificación familiar previa. En el caso de que se realice la prueba estando ya el embarazo en curso y el resultado de la misma sea positivo, se deberán realizar otras determinaciones para comprobar la antigüedad de la infección.

Prevenir la infección
Es fundamental que una mujer que quiera quedarse embarazada se realice las pruebas pertinentes y una revisión ginecológica general. Si las pruebas demuestran que no ha existido infección previa, se deberán seguir las siguientes medidas de forma estricta. En cualquier caso resulta recomendable seguirlas:
  • Cocinar bien y el tiempo suficiente todo tipo de carne.

  • Lavarse siempre las manos antes de comer, especialmente si se ha manipulado tierra de jardín(los huevos del 'toxoplasma gondii' viven en las heces de gato enterradas en la tierra por más de 18 meses).

  • Lavar bien frutas y verduras.

  • Lavarse las manos tras manipular carne cruda, fruta o verdura.

  • No tocar las heces de gato ni la tierra donde estos realicen sus necesidades.


  • Se trata de medidas puramente higiénicas que deberían tomarse siempre, pero que en el caso de estar embarazada o buscando un embarazo tienen que extremarse.

    En el caso de haber padecido la toxoplasmosis
    La toxoplasmosis congénita se produce exclusivamente cuando la madre tiene una infección activa durante el embarazo. En el caso de haber tenido la infección en el pasado, existe inmunidad y el bebé no está en riesgo. Ahora, si alguna situación especial alterara el sistema inmunológico, este se debilitaría y podría reactivarse la infección.

    Más sobre: