¿Puedo multiplicar la inteligencia de mi hijo?

Glenn Doman, fundador de los Institutos para el Logro del Potencial Humano y autor del libro ‘Como Enseñar a Leer a su Bebé’, nos descubre en una entrevista su método para estimular la inteligencia de los niños

¿Cuándo se debe empezar a enseñar a los bebés?
Todos los bebés tienen fascinación por aprender. Ellos preferirían aprender que comer, porque para ellos es una habilidad de supervivencia. Los bebés pueden aprender absolutamente cualquier cosa que les enseñemos de manera honesta, basada en hechos y con alegría. Los niños aprenden más en los primeros seis años que en el resto de sus vidas. A este tiempo le llamamos el génesis del genio. Es más fácil enseñar a un niño de cuatro años que a uno de cinco, y a un niño de dos que a uno de cuatro años.

¿Cómo crece el cerebro?
Con el uso, como los bíceps. El cerebro humano es el único recipiente que tiene la característica que cuanto más se le pone dentro, más le cabe. El mundo ha visto el crecimiento y desarrollo del cerebro como si fuera un hecho estático. Sin embargo, es un proceso dinámico y cambiante. Éste puede ser detenido, como sucede con una lesión cerebral severa; puede hacerse más lento, como en el caso de una lesión cerebral moderada, pero más significativamente, puede ser acelerado. Por eso, nosotros proporcionamos estimulación visual, auditiva y táctil con frecuencia, intensidad y duración crecientes, reconociendo la manera ordenada en que crece el cerebro humano.

Indican a las madres la manera de enseñar a leer a sus bebés. ¿Cómo es esto posible?
Leer es una función neurológica, no una materia académica. Existen cinco vías al cerebro. Podemos ver, oír, sentir, gustar y oler. Todo lo que aprendemos en nuestras vidas lo hacemos a través de una o más de estas vías. Las mamás saben intuitivamente hablar a sus bebés con una voz clara, fuerte y repetida. La mamá dice: "¿te gustan los lentes de mamá?". "¡Dame mis lentes!", y el bebé concluye que estas cosas se llaman "lentes". Si estimulamos la vía auditiva con información clara, fuerte y repetida, el mensaje llega al cerebro como debe suceder. Esto es una especie de milagro que ocurre todos los días. Si las mamás susurran al oído de sus bebés, las vías auditivas inmaduras de éste no serían capaces de oír la palabra "lentes" y el bebé no aprendería la palabra "lentes" ni ninguna otra. El milagro no sucedería porque no habríamos usado la correcta intensidad para que el mensaje llegara al cerebro.

¿Por qué no ha aprendido el niño a leer espontáneamente a través de la vía visual como lo hace a través de la vía auditiva, sin ningún esfuerzo?
Porque los libros tienen la letra pequeña, demasiado pequeña para la vía visual inmadura del bebé. Para que el mensaje llegue al cerebro a través de la vía visual, el mensaje debe ser grande, claro y repetido.

¿Cuál es su objetivo para los bebés?
Nuestro objetivo es hacer que sean altamente capaces en todas las áreas, porque de esta manera tienen muchas opciones. Tienen más libertad para elegir. Es mucho más posible que tengan éxito en lo que quieran. Son niños que tienen más confianza en ellos mismos, y por lo tanto son más felices, sanos y cariñosos, y se convertirán en adultos con más confianza en sí mismos, felices y sanos.

Más sobre: