Descubra todas las claves para la correcta alimentación de sus hijos

La nutricionista Gemma Bes, autora del libro 'Ayúdame a crecer sano', nos descubre en una entrevista todos los secretos para que los más pequeños se alimenten de una manera sana y equilibrada

¿Cree que, en general, los padres se toman lo suficientemente en serio la alimentación de los niños?
El hecho de vivir en una sociedad avanzada ya no es garantía de alimentación saludable. Las pautas nutricionales poco saludables afectan a todos. El funcionamiento de nuestra sociedad parece que no deja tiempo para cultivar una buena educación nutricional.

¿Qué debe hacer un padre o una madre para que los niños adquieran buenos hábitos alimenticios?
Para que un niño lleve una correcta alimentación, hay que seguir estas pautas básicas:
  • Tres comidas principales y dos tentempiés.

  • Evitar los alimentos muy procesados o con azúcares refinados: bollería, chucherías, refrescos, zumos con azúcar añadido…

  • No acostumbrar al niño a que coma mucho.

  • Crear un ambiente cálido y familiar durante las comidas.

  • Evitar comprar alimentos que sabes de antemano que no son muy saludables y que además van a hacer que el niño deje de consumir otros muy nutritivos.

  • Evitar alimentos ricos en grasas saturadas y azúcar.

  • Favorecer las comidas que incluyen cereales integrales: (arroz, cuscús, avena, cebada ) y legumbres ( soja, garbanzos, guisantes…) y verduras frescas.

  • Cocinar cada día alimentos frescos aunque sólo sea una comida al día.

  • La cocina para niños debe ser simple y limpia, sin demasiadas mezclas.

  • Presentar los alimentos de una forma divertida.

  • Enseñar a masticar bien.

  • Dejar participar a los niños en la elaboración de los platos.

  • Comer siempre alimentos de temporada.

  • Evitar el picoteo entre horas.

  • No salar excesivamente las comidas para acostumbrar al niño al sabor natural de los platos, disminuyendo la ingesta de sal a lo largo de la vida.

  • No hay inconveniente en que tomen dulces, helados, chocolate… pero sin abusar.

  • Más sobre: