La obesidad infantil, un problema del siglo XXI

La Asociación Española de Pediatría revela sus principales consecuencias y las medidas para prevenirla

Durante mucho tiempo se ha asociado el hecho de 'estar gordito' con estar sano. Pero, nada más lejos de la realidad, si para los adultos la obesidad es un problema que afecta gravemente a la salud, los efectos negativos en los niños se multiplican. Y para combatirla, es necesario que todos los padres se conciencien de la importancia del sobrepeso y de las consecuencias que tiene.

Así, la Asociación Española de Pediatría no para de insistir en la importancia de prevenir esta epidemia, tanto en niños como en adultos. Y es que el 14% de los españoles de entre 2 y 24 años sufren sobrepeso, lo cual puede derivar en graves consecuencias (como las enfermedades cardiovasculares, la aparición de ciertos tumores, alteraciones endocrinas o la sobrecarga del sistema osteoarticular, entre otras) si no se toman las medidas preventivas necesarias.

¿qué se puede hacer? La Asociación Española de Pediatría le recomiendauna serie de medidas para poder evitar o poner solución a la obesidad:
  • Promover la lactancia materna durante los seis primeros meses.
  • Enseñar al niño a comer bien desde el primer momento que comienza a ingerir alimentos sólidos.
  • Establecer las cuatro comidas principales.
  • No olvidar la importancia del desayuno, sobre todo para los niños y adolescentes.
  • Evitar el consumo de bebidas azucaradas y refrescos.
  • Promover el consumo de frutas, verduras y legumbres.
  • Sustituir la ingesta de grasas, mantequillas, pizzas y bollería industrial por la famosa 'dieta mediterránea'.
  • Practicar ejercicio físico.
  • Más sobre

    Regístrate para comentar