¿Cómo alimentar al niño durante el primer año de vida?

¿Leche materna o artificial? El doctor Eduardo Junco le da una serie de consejos para que elija qué tipo de alimentación le va mejor a su hijo

Lactancia materna
Esta es la forma más natural y eficaz de alimentar al bebé. Es la recomendada por todos los pediatras y, si no existen contraindicaciones en la madre o en el niño, es el método de elección para la alimentación del recién nacido.

Cualquier madre joven y sana puede amamantar a su hijo, y si está bien asesorada y tiene interés en ello, la alimentación del niño no debe plantear ningún problema. Así, el secreto de una buena producción de leche se basa en el vaciamiento periódico de la mama, un buen estímulo de succión sobre el pezón y una alimentación sana y equilibrada.

En la actualidad, se recomienda a las madres que la alimentación del bebé sea 'a demanda', es decir, que el niño dirija su alimentación. Así, se aconseja que sólo se le dé el pecho cuando lo pida y que no se le despierte para darle de comer, además de que la duración de cada toma sea de 5 a 10 minutos en cada pecho y que se comience la siguiente toma por el pecho donde terminó la anterior. La madre deberá notar que el niño hace el vacío y oír el ruido que produce al deglutir.

El tiempo que permanezca con lactancia materna dependerá de la situación doméstica y laboral de la madre, aunque es cierto que, en principio, cuanto más dure, mejor para el bebé. Si con el tiempo demanda más cantidad, puede pasarse a un alimentación complementaria con leche de ‘fórmula’.

Más sobre: