Aparato dental y cepillado exhaustivo: un dúo imprescindible

Le mostramos las reglas básicas para que los niños con 'aparatos' mantengan limpios sus dientes

Conseguir que los adolescentes se cepillen los dientes es un triunfo. Si además llevan ortodoncia, el tema roza la hazaña. Pero es justo en este momento cuando es más importante que chicos y chicas cuiden sus dientes, a pesar de las dificultades extra que presenta el famoso 'aparato'.

Ante todo, los adolescentes deben entender que una correcta higiene es parte fundamental del éxito del tratamiento. ¿De qué sirve tener unos dientes perfectamente alineados si la placa ha causado estragos en ellos? Los padres han de concienciar a sus hijos, aún siendo esta una tarea complicada. Estas son las reglas básicas. Que, por cierto, son igualmente válidas para las ortodoncias en adultos.

  • La ortodoncia hace más compleja una limpieza exhaustiva. Es importante dedicar al menos 2-3 minutos al cepillado tras cada comida.

  • La pasta de dientes no es tan importante como la acción mecánica del cepillado. Hay que ser exhaustivo, pero no agresivo. La clave es la suavidad.

  • La limpieza interdental, sea con seda dental o con cepillos específicos, es importantísima, ya que gran parte de la placa se acumula en esos espacios que representan el 40% de la superficie dental.

  • Los aparatos de irrigación, que lanzan un chorro de agua a presión, son muy útiles para una limpieza más completa.

  • Los cepillos eléctricos son grandes aliados en una buena limpieza, pues sus filamentos alcanzan mejor los espacios interdentales. Los mejores son los de cabezal pequeño.

  • Al menos una vez al día, se deben retirar las cintas elásticas, así como todas las partes extraíbles de la ortodoncia para realizar una limpieza exhaustiva.

  • Poner el cepillo en un ángulo de 45º facilita la limpieza, al igual que cerrar la boca para limpiar mejor la cara externa de las muelas posteriores. Es importante no olvidar la superficie masticadora de las muelas, especialmente sensible a las caries.

  • El Dr. Morillo, de la Clínica Rosales de Odontología Estética (tel. 91 542 35 50) recuerda la importancia de realizar un cepillado suave. "Los movimientos bruscos deterioran el esmalte", recuerda. "Un buen truco es cepillarse con la mano izquierda (en el caso de los diestros), y al revés en el de los zurdos. ¿Mi consejo? Dejar la mano "tonta", ser delicado". Un consejo especialmente importante en torno a los brackets, los alambres de las ortodoncias.

  • Cuando se retira el aparato de ortodoncia, hay que cepillarlo también, ya que puede ser una auténtica trampa para la placa. Esto incluye los aparatos del paladar.
  • Más sobre: