La lectura y la música: dos educativos 'hobbies' para que los 'peques' disfruten de lo lindo

Debemos resistirnos a que los nuevos juegos infantiles (ordenador, videojuegos o películas) quiten protagonismo a estas dos aficiones tan beneficiosas para los niños

Ni saborear una buena comida, ni tomar el sol en una playa caribeña, ni pasarse horas alrededor de una mesa conversando con amigos... Para muchas personas no hay mayor placer que leer un libro, en un lugar tranquilo, mientras escucha de fondo una buena obra de música clásica. Un hobby que normalmente se adquiere desde edades muy tempranas y que, además de relajarnos, estimula y ejercita nuestra mente. Por eso, médicos, profesores y psicólogos recomiendan a todos los padres que procuren inculcarle a sus hijos la pasión por la lectura y la música.

Pero, ¿cree que los niños de hoy en día leen libros o escuchan música durante su tiempo libre? Parece que los videojuegos, el ordenador, las películas... quieren quitarle protagonismo a estas clásicas aficiones. Algo a lo que debemos resistirnos, ya que estas nuevas formas de diversión no son ni la mitad de constructivas y educativas que la lectura o la música.

Hoy en día, existen muchas maneras de que los niños conozcan y disfruten con la música. Tal es el caso de www.cuentameunaopera.com una página web, dirigida a los pequeños de la casa, que narra cuentos a partir de óperas con el fin de acostumbrar a los niños a este tipo de música. Además, esta página contiene sencillas explicaciones acerca del proceso de creación de una obra y ofrece talleres de iniciación a este arte.

Por otro lado, el Auditorio Nacional, en Madrid, también anima a los 'peques' a aficionarse a la música clásica, ya que organiza visitas escolares para asistir a los ensayos de obras importantes.

En el caso de los libros juegan una labor muy importante los padres y profesores que deben animar y estimular al pequeño para que se aficione a la lectura. Para ponerle esta tarea más fácil, le mostramos una serie prácticos consejos:

  • Lea con su hijo, al menos, 15 minutos todos los días.


  • Una vez finalizado el cuento, hable con él sobre lo leído y estimulelé para que haga preguntas.


  • Ayude a su hijo a elegir libros de su interés y apropiados a su edad. Para ello puede acudir a profesores, libreros o bibliotecas. Intente familiarizar al niño con la dinámica de éstas últimas.


  • Haga que el niño le vea disfrutar a usted de un libro, revista o periódico.


  • Aproveche cada ocasión para estimular su lectura. Una buena práctica en este sentido consiste en leer con él los carteles de anuncios de las tiendas o nombres de las calles mientras pasean.



  • Más información:
    Auditorio Nacional
    Príncipe de Vergara, 146 28002 (Madrid)
    Telf: 91 337 01 40
    Web: www.auditorionacional.mcu.es

    Más sobre: