De vacaciones en una granja del Tirol

Los niños tendrán la oportunidad de vivir una experiencia única en contacto con la naturaleza

Si está planeando realizar un viaje en familia, pero todavía no tiene muy claro qué destino elegir, ¿qué le parecería pasar unos días con sus hijos en una granja del Tirol?

Esta bellísima región austriaca, salpicada de verdes valles alpinos, reúne todo lo necesario para pasar unos días de vacaciones retirado del ‘mundanal ruido’, al mismo tiempo que sus hijos tendrán la oportunidad de vivir una experiencia única en contacto con la naturaleza.

¿Se imagina a sus hijos aprendiendo a ordeñar una vaca, dando de comer a las gallinas o paseando a lomos de un caballo? Hay más de cuatrocientas granjas repartidas a lo largo y ancho del Tirol y su ubicación no sólo es verdaderamente espectacular, sino que también son un excelente punto de partida para conocer y explorar pueblos y ciudades de gran encanto. Este tipo de turismo cuenta con muchísimos años de experiencia en esta región y los granjeros tiroleses las han convertido en confortables alojamientos para quienes quieran disfrutar de su estupenda hospitalidad y de la belleza de la naturaleza que las rodea.

Existen granjas para todos los gustos, las hay especializadas en actividades de equitación (granjas ecuestres); las que están gestionadas desde un punto de vista ecológico (son las llamadas bio-granjas); otras, ofrecen tratamientos curativos a base de productos naturales (granjas de salud) y, por supuesto, aquellas que están especializadas en vacaciones familiares con niños. Ni qué decir tiene que en estas últimas todo está pensado para que los más pequeños gocen de lo lindo. Aparte de que todas ellas cuentan con animales domésticos (vacas, conejos, gallinas, caballos...), hay algunas que poseen salas de juego, barbacoas (para organizar comidas al aire libre), también alquilan bicicletas, e incluso, organizan rutas a caballo o a pie, además de toda clase de actividades deportivas para que los más pequeños suelten adrenalina.

El régimen de alojamiento varía en función de los gustos o las necesidades de cada familia; así, se pueden alquilar habitaciones o bien se puede optar por reservar un apartamento (para cuatro o seis personas).

Más sobre

Regístrate para comentar