Guía de cuidados para padres primerizos

Le mostramos algunos trucos de belleza para combatir los signos de cansancio que le suelen aparecer a los hombres tras convertirse en papás

No cabe duda de que la llegada de un bebé al mundo es un cambio muy importante para la madre. Lo cual no quiere decir que no altere también la vida del padre… Noches cortas, preocupaciones o menos tiempo son sólo algunos de los efectos secundarios. Algo que se ve generalmente en forma de ojeras, bolsas, rostro cansado y agotamiento general. Que no son patrimonio exclusivo de los nuevos papás. He aquí los trucos más eficaces de la cosmética y productos sólo para hombres, pensados para aquellos que quieran cuidarse y no oír eso tan común de 'tienes cara de cansado'...

Miradas más despiertas
Para conocer el tratamiento de las bolsas, hay que saber cuál es su origen. Sólo así se pueden combatir eficazmente.

Las más fáciles de tratar son las bolsas causadas por retención de líquidos, frecuentes en hombres que duermen poco, comen con mucha sal o no llevan una dieta adecuada. Son más pronunciadas a primera hora de la mañana y disminuyen a lo largo del día. Para combatirlas, conviene dormir con la cabeza elevada, reducir la sal (lo que incluye comida preparada) y realizar un masaje drenante cada noche. Basta seguir con los dedos el borde exterior de la ojera y el interior de la ceja, con pequeños gestos de suave presión, siempre de dentro hacia fuera, en dirección a las sienes. Así se activa la circulación linfática. Existen cosméticos que potencian este drenaje, como Contorno de Ojos Vitalidad Total, de Loewe, o Instant Moisture Eye Gel, de Aramis, en práctico roll-on.

Más complicado es eliminar las bolsas de grasa. Aparecen alrededor de los cuarenta y cinco años y se producen, sobre todo, por el desplazamiento de la grasa facial. Sólo se eliminan con cirugía, aunque la intervención, llamada blefaroplastia, es sencilla y suele combinarse con la eliminación de piel sobrante.

Más sobre: