Turismo fluvial: navegando entre canales

Esta forma de viajar permite disfrutar, sin prisas y en familia, de maravillosos paisajes y encantadores pueblos

Un poco más al este, se puede enlazar con el canal del Ródano y conocer la histórica Aigües Mortes o el castillo Beaucaire. También es posible conocer Alsacia y Lorena dos regiones francesas donde abundan los lagos y los bosques y en las que se pueden percibir las profundas influencias alemanas, italianas y francesas. La historia también está presente en Anjou, en pleno corazón del Valle del Loira, a través de los numerosos y bellos castillos, monasterios y mansiones. Y ya casi llegando al Océano Atlántico, está el canal de Charente, a lo largo del cual se pueden visitar ciudades tan célebres como Coñac y Angulema.

Cualquiera que sea el canal o río por el que decida navegar, una cosa es segura: descubrirá Francia desde una perspectiva diferente con el aliciente de que usted mismo será quien elija los lugares o los parajes naturales que le apetezca descubrir. ¿No le seduce la idea?

Más información:
Maison de la France y Portugal
Plaza de España
Torre de Madrid, planta 8ª. 28008 (Madrid)
Telf: +34 807 117 181 (0,31 euros/min en horario laborable)
Web: www.franceguide.com
E-mail: francia@mdlfr.com
En la oficina de turismo le darán toda la información necesaria sobre los alquileres de los barcos, las compañías que operan con este tipo de embarcaciones, las regiones francesas que tienen canales y ríos navegables y todos los datos de interés turístico sobre cada zona que pudiera necesitar.
-Existe una gran variedad de barcos, dependiendo de su tamaño y los servicios que ofrecen. Se pueden alquilar por fines de semana o por semanas completas, y su capacidad oscila entre las dos y las diez plazas. Ni qué decir tiene que los precios varían en función de que sea temporada alta o baja.
-También se puede practicar turismo fluvial en otros países de Europa: Alemania, Holanda, Reino Unido o Italia, por ejemplo.

Más sobre

Regístrate para comentar