Personalidades de todo el mundo han posado de forma sorprendente por una causa humanitaria

Movidos por UNICEF y con el objetivo de ayudar a los niños más desfavorecidos, estos personajes nos revelan algunos secretos de su infancia

Claudia Cardinale, inolvidable protagonista de El gatopardo, responde de esta manera a las preguntas que se le han formulado:

—¿Qué clase de niña fue usted?
—Yo era una ‘pequeña marimacho’... Me gustaba el peligro y todo lo que era imposible, porque no soportaba que dijeran que las mujeres eran débiles.

—¿Cuáles fueron sus juegos favoritos?
—Mi hermana y yo inventábamos historias con cualquier cosa: un lápiz, un papel, un trozo de madera... Todo era bueno para evadirnos y divertirnos.

—¿Por qué eligió posar con un guepardo, símbolo de la famosa película de Visconti El gatopardo?
—Cuando conocí a Visconti, él me dijo: ‘Claudia, cuando entres en una habitación no andes a pasitos, debes tomar posesión del suelo como un guepardo que marca su territorio’.

El príncipe Alberto de Mónaco, convertido para esta causa humanitaria en un sorprendente cowboy, contesta así a las preguntas.

—¿Qué clase de niño fue usted?
—Bueno, en principio, justo lo que se necesitaba de travieso.

—¿A qué se sentía destinado?
—A comodín.

—¿Cuáles fueron sus juegos favoritos?
—Jugar a los médicos.

Más sobre: