Este invierno, ¡a patinar sobre hielo!

España cuenta con multitud de pistas donde los pequeños podrán pasárselo en grande sin salir de la ciudad

Hoy en día, ya no hace falta ir a los países nórdicos ni a una estación de esquí para practicar uno de los deportes de invierno más atractivos: el patinaje sobre hielo. En los últimos años, la mayoría de las ciudades españolas han instalado, normalmente, en pabellones polideportivos o centros de ocio, pistas de patinaje para que grandes y pequeños puedan divertirse y mostrar su habilidad encima de unos patines. Sólo basta con una ropa cómoda y unos buenos guantes, para soportar las bajas temperaturas, y sus hijos se convertirán en los ‘reyes del hielo’ sin salir de la ciudad.

Así, si vive en Madrid y quiere pasar una tarde diferente con sus pequeños acuda al centro comercial Edreams Palacio de Hielo. Allí, encontrará una pista de 1.800 metros cuadrados donde los niños se lo pasarán en grande y comprobarán su equilibrio sobre las cuchillas. Además, si descubren que son buenos patinadores y quieren aprender mejor, puede apuntarse a las diferentes clases que la pista ofrece, como por ejemplo, hockey, curling (deporte por equipos que consiste en el lanzamiento de piedras sobre una superficie de hielo) o patinaje artístico, entre otras.

En Vitoria, la Pista Municipal de patinaje sobre hielo también cuenta con cursillos de iniciación al patinaje y con clases de hockey sobre hielo. Una oferta muy atractiva para los pequeños que cuando llega el fin de semana llenan la pista para practicar su deporte favorito. Pero éste no es el único lugar donde se puede practicar patinaje sobre hielo en el País Vasco, ya que el centro de ocio Txuri Urdin, de San Sebastián, cuenta con una superficie deslizable de 1.620 metros cuadrados donde el buen hielo y la diversión están asegurados.

Más sobre: