Cinco destinos para disfrutar de la naturaleza en otoño

Esta estación del año resulta ideal para viajar los fines de semana al campo con toda la familia

Montañas, ríos, árboles, animales, la vida del campo es muy diferente a la de la ciudad y los niños, además de disfrutar del contacto con la naturaleza, se divierten realizando actividades propias de montaña. Así, durante el curso escolar hay que aprovechar los fines de semana para hacer pequeñas escapadas a lugares donde la naturaleza sea la protagonista.

La Sierra de Cazorla, en Jaén, es un destino ideal ya que posee casitas rurales de madera con vistas a la serranía, desde donde se organizan divertidas excursiones, a pie o a caballo, por todos los alrededores de la zona. Además, los más aventureros podrán subir al Pico Navazalto, uno de los más altos del Parque y contemplar un paisaje maravilloso mientras se cruza con un ciervo, corzo e incluso un jabalí.

Pero, si lo que quiere es ver otro tipo de animales, no deje de ir a Senda Viva, un parque pensado para que los niños estén en contacto con la naturaleza. Además, su perfecta localización, situado junto a las Bárdenas Reales (Navarra), le ha hecho merecerse el título de Reserva de la Biosfera. El recinto, está dividido en 3 zonas: La granja, donde hay huertas y establos para que los ‘peques’ aprendan a realizar todos los cuidados de los animales domésticos; El bosque, donde se encuentran las especies más salvajes, como leones, tigres, osos o cebras; y el parque de atracciones, donde la velocidad y las atracciones de agua son las protagonistas.

Más sobre: