Cinco destinos para disfrutar de la naturaleza en otoño

Esta estación del año resulta ideal para viajar los fines de semana al campo con toda la familia

Algo parecido se encuentra en Cabárceno, Santander. La capital cántabra cuenta con un parque de animales que se recorre a modo de safari, pero con la singularidad de que cada familia de animales se encuentra vallada en un recinto diferente. Sin duda, un plan de lo más atractivo para aquellos niños amantes de las aventuras. Además, lo impresionante de este lugar es que se encuentra construido en una antigua mina de hierro, por lo que las colinas presentan un color anaranjado muy bonito.

Otro paisaje que también destaca por su belleza es el de la zona volcánica de La Garrotxa. Un lugar que parece haber sido sacado de una película basada en la prehistoria, donde abundan los volcanes. El más importante es el de Santa Margarita, cuyo cráter mide unos 350 metros de diámetro y donde se encuentra una pequeña ermita. En este lugar los niños apreciarán claramente las partes de un volcán y tendrán la oportunidad de pasear por cráteres que hace más de 300.000 años estaban activos.

Y aquellos pequeños botánicos interesados por los árboles y las familias de las plantas no pueden dejar de visitar la Reserva Natural del Valle de Iruelas, en Ávila. Un parque donde abundan los castaños, nogales, pinos y miles de plantas silvestres. Además, también se realizan actividades como senderismo, rutas a caballo y observación de avifauna.


Más información:

Cazorla: www.turismoencazorla.com
Senda Viva: www.sendaviva.com
Cabárceno: www.parquedecabarceno.com
La Garrotxa: www.turismegarrotxa.com
Valle de Iruelas: www.valledeiruelas.com

Más sobre: