Pequeños deportistas

El 'fitness' infantil aporta a sus hijos muchas ventajas, tanto emocionales como físicas

Todas estas ventajas se quedarían en agua de borrajas si fallara uno de los puntos más importantes: que el niño se lo pase bien. Obligarle a hacer ejercicio es la mejor forma de conseguir que lo odie para siempre. Es importante tener tanta habilidad como disciplina para encontrar actividades que les gusten a los niños, pues ésta es la mejor forma de instaurar hábitos sanos.

La actividad física es la mejor manera de alejarlos de costumbres sedentarias tales como la omnipresente televisión o los videojuegos, y supone un agradable complemento a los estudios, pero siempre y cuando les resulte apetecible y atractiva. Es importantísimo evitar todo aquello que al niño le pueda avergonzar o dejarlo en evidencia, o que suponga una disciplina excesiva que le resulte castigadora. Dicho esto, ¡a disfrutar!

Más sobre: