Una visita a la casa de Cervantes

Está en Esquivias (Toledo) y es una estupenda oportunidad para que usted y sus hijos conozcan dónde y cómo vivió este gran escritor

Acudir a Esquivias (Toledo) y visitar la casa de Miguel de Cervantes, es una buena manera de que sus hijos conozcan mejor al escritor de El Quijote. En esta localidad toledana, que recuerda a escenas de la obra, Cervantes pasó una larga etapa de su vida, contrajo matrimonio con Catalina Palacios y escribió parte de su libro.

La casa, del siglo XVI, convertida en museo desde 1994, pertenecía al tío de Catalina, D. Alonso Quijada Salazar, gran amante de las novelas de caballería y, según muchos, fuente de inspiración para Cervantes a la hora de crear al universal personaje de Don Quijote de la Mancha.

El edificio ha sido reconstruido por historiadores para que volviera a la esencia de los años de Cervantes. La bodega, la cuadra, las cocinas, las rejas, los patios empedrados... todo se mantiene con las características de los siglos XVI y XVII. Detalles tan curiosos como, por ejemplo, las jarras de barro, la pluma, el tintero o un pergamino, enseñarán a los 'peques' el modo de vida de aquella época.

Pero, no sólo son los muebles los artículos que recuerdan al ilustre escritor. Documentos importantes, como por ejemplo, la partida de casamiento de Cervantes y Catalina también se exponen en esta casa-museo. Sin duda, un lugar curioso y divertido para conmemorar con los niños el IV Centenario de El Quijote.



Más Información

Dirección: Plaza de Cervantes, s/n. Esquivias (Toledo)
Teléfono: 925 546 632
Horario: de 09:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00 horas. Lunes cerrado.
Precios: 2 €. 1,50 € para grupos.

Más sobre

Regístrate para comentar