'Stop' a la obesidad infantil

Le mostramos algunas recetas para que el niño aprenda a comer frutas y verduras de forma divertida

En los últimos años, la obesidad en los niños se ha convertido en un problema importante en España. Entre las causas más frecuentes están los cambios en los hábitos alimenticios y el aumento del sedentarismo. Si quiere evitar este trastorno, procure que sus hijos reduzcan el consumo de grasas saturadas y de azúcares; que aumenten la ingesta de frutas, verduras y pescados; que desayunen bien y que realicen alguna actividad física. Y aunque esto supone un gran ‘caballo de batalla’ para muchos padres y madres, lo cierto es que, echándole un poco de imaginación se puede conseguir. A continuación le mostramos algunos ejemplos:

BROCHETA DE FRUTAS

Ingredientes (depende de cuántas quiera realizar):
-piña
-sandía
-melocotón
-manzana

Preparación
Trocee la fruta y dele diferentes formas geométricas. A continuación, insértela en los palitos de la brocheta. Un consejo: es importante que los niños tomen fruta que contenga mucha agua y poco azúcar.

HAMBURGUESAS DE POLLO Y ESPINACAS

Ingredientes (para cuatro personas):
-125 gr de espinacas cocidas y escurridas
-225 gr de pollo
-1 cebolla pequeña rallada
-hojas de lechuga,
-tomate natural
-una pizca de mostaza

Preparación:
Coloque las espinacas, bien escurridas, en un cuenco con el pollo y la cebolla. Forme ocho hamburguesas pequeñas y redondas, y hágalas a la plancha o al grill (durante diez o quince minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando). Sírvalas envueltas en unas hojas de lechuga con una pizca de mostaza y tomate natural. También puede acompañarlas de una ensalada de pasta de colores.

Más sobre: