'Una merienda en casa con mis amigos'

¿Quiere prepararles un pequeño festín a sus hijos y a sus jóvenes invitados? Pues tome nota, le sugerimos unas cuantas recetas

La merienda es, posiblemente, uno de los momentos más placenteros para los más pequeños de la casa. Sin embargo, hay que evitar que sea una comida desequilibrada. El secreto para conseguirlo está en buscar aquello que les apetece y que, a la vez, necesitan.

Debe incluir algún alimento líquido, como un zumo de fruta natural; algún producto lácteo, que le proporcione calcio, y otro alimento que contenga cereales, por ejemplo, el pan. Las pizzas son un plato equilibrado, porque la masa es una fuente de hidratos de carbono. Tampoco hay que olvidar incluir verduritas porque les aportan vitaminas, minerales y fibra. Además, el queso, uno de los ingredientes básicos, es muy rico en calcio y en fósforo.

Más sobre

Regístrate para comentar