Todo lo que no debe faltar en la dieta de sus hijos

¿Qué alimentos son imprescindibles en su alimentación?, ¿cómo sabremos si el niño come lo suficiente?, ¿cuál es la labor de los padres?...

Ahora bien, escoja los alimentos que le ofrece, asegurándose de que ningún grupo alimenticio quede excluido. Una importante labor de los padres es animar a su hijo a que pruebe nuevos alimentos combinados formas. Pero también existen otras recomendaciones para que el niño aprenda a comer bien y se eviten futuros problemas como, por ejemplo, la obesidad. En primer lugar, los padres deben enseñarle, en caso de un ataque de hambre repentino, a tener siempre a mano fruta, además de estimularle a evitar las bebidas azucaradas y con gas; a no comer viendo la tele; animarle a realizar ejercicio; tampoco es aconsejable prohibirle alimentos altos en calorías, sino evitar que ello se convierta en un hábito y, por último, no ponerle a dieta estricta, sino modificar sus hábitos por otros más saludables.

RACIONES ADECUADAS A SU EDAD

Tenga siempre presente que las porciones para adultos son demasiado grandes para los niños. Por esta razón es mucho más fácil que su hijo acepte la comida, si se le ofrece una cantidad adecuada a su edad. Como norma general, sirva un cuarto o un tercio de la porción que se le sirve a un adulto o bien una cucharada por cada año de edad del niño.

Otra recomendación, que suele funcionar bastante bien a la hora de que los niños coman correctamente, es servirlos una menor cantidad de comida de la que usted piensa que se van a comer.
Si, finalmente, se quedan con hambre, es preferible que pidan más cantidad.

Más sobre: