Todo lo que no debe faltar en la dieta de sus hijos

¿Qué alimentos son imprescindibles en su alimentación?, ¿cómo sabremos si el niño come lo suficiente?, ¿cuál es la labor de los padres?...

Procurar que los niños sigan una alimentación saludable es uno de los grandes ‘caballos de batalla’ de la sociedad en general y de los padres en particular, especialmente en nuestros días cuando el estrés de la vida cotidiana ha favorecido la implantación de malos hábitos alimenticios. Y es que, según Gemma Bés, especialista en nutrición y dietética infantil, una alimentación equilibrada, variada y adaptada a cada situación personal facilita el buen crecimiento y el desarrollo de los niños, además de que es un seguro para que gocen de buena salud durante toda su vida.

GRUPOS DE ALIMENTOS

Farináceos: pan, cereales, patata, arroz, pasta... no deben faltar en ninguna comida.
Verduras: es conveniente tomar cada día un plato de verdura cruda (ensalada) y un plato de verdura cocida.
Frutas: tres piezas al día (un cítrico: kiwi, naranja, limón...).
Lácteos: 2 o 3 raciones al día (leche, yogur, un trozo de queso...)
Proteínas: dos raciones al día (carne, pescado, legumbres...)
Grasas: 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva más 15 g de frutos secos.
Bebida: agua.

Como vemos, existen gran cantidad de alimentos que ofrecen los nutrientes necesarios para que su hijo crezca fuerte y saludable, y pueda jugar, aprender y explorar el mundo que le rodea. Cada uno de los grupos tiene igual importancia y el niño necesita de todos ellos en su alimentación. Quizá, una de las grandes obsesiones de los padres es cómo saber si come lo suficiente. Normalmente, si su hijo está creciendo satisfactoriamente es porque su alimentación es la adecuada.

Más sobre: