Después del 'cole'

Las mejores propuestas para que los niños retomen energías al volver de las clases

Si el niño realiza la comida en la escuela, conviene planificar con antelación los menús que se vayan a preparar en casa, teniendo en cuenta los que ofrece el comedor escolar y lograr que la alimentación sea lo más completa posible.

Después de haber realizado un esfuerzo intelectual durante la jornada y, seguramente, después de haber practicado alguna actividad física, los niños se encontrarán con una sopita de letras que, además de hidratarlos, les proporcionará todas las vitaminas y minerales necesarios.

De segundo, el pescado en forma de palitos es una estupenda y divertida manera de que los niños coman este alimento, porque es una magnífica fuente de fósfoto, ideal para la memoria. El postre, compuesto por un melocotón en almíbar, encantará a los más pequeños, y es que no hay que olvidar que a estas edades los niños disfrutan con recetas presentadas de una manera original, lo que contribuye también a estimularles el apetito.

Por último, una recomendación fundamental: evitar que el nio coma 'chucherías' o tentempiés dulces entre horas, porque entonces llegarían a la hora de la cena sin apetito.

Más sobre: