Barrio Sésamo se pone en forma

En Estados Unidos se lanza la campaña “Hábitos sanos para la vida”, que anima a los más pequeños a practicar deporte

Precisamente en una época en la que la obesidad infantil es uno de los grandes caballos de batalla de la sanidad, en Estados Unidos se han puesto manos a la obra para frenar esta "epidemia" hasta los Teleñecos. Epi, Blas, Coco y el Monstruo de las Galletas han decidido poner su granito de arena para abordar un problema que preocupa, y mucho, a las autoridades sanitarias del país americano, y en Barrio Sésamo se ponen en marcha para realizar una campaña que promueve la vida sana.

Así, en la iniciativa "Hábitos sanos para la vida", se anima a los más pequeños a practicar deporte y a mantenerse activos, bajo los lemas "Hora de correr", "Hora de bailar" o "Es hora de hacer ejercicio" puestos en boca de personajes como el monstruo de las galletas o los famosos Epi y Blas. La campaña, que ya se está emitiendo en las principales cadenas de televisión estadounidenses, recoge, por ejemplo, estos principios: "Ustedes son los primeros maestros de sus niños. Hagan que la actividad física y el comer saludable sean parte de su rutina. Se sentirán mejor y ayudarán a que sus niños se mantengan saludables cuando crezcan".

La campaña se presentó en el Senado estadounidense hace unos días, en lo que supone un claro compromiso social de una serie de dibujos seguida por miles de niños. La clave es conseguir que los más pequeños adopten hábitos saludables desde una edad muy temprana. Al margen de los anuncios, a partir de la próxima temporada los capítulos y la revista de Barrio Sésamo tratarán también de temas como la salud, el bienestar y el funcionamiento del organismo.

Pero no se quedan ahí las iniciativas, sino que está previsto que Sesame Workshop desarrolle junto con la compañía Thikwell el museo interactivo "Barrio Sésamo presenta… el cuerpo", una iniciativa itinerante que recorrerá EEUU; y, junto con el grupo Hain-Celestial (un fabricante de comidas naturales) creará una línea de alimentos infantiles sanos, como barritas de cereales o galletas. Y se intentará fomentar el consumo de frutas y verduras en otras iniciativas. Todos los esfuerzos para frenar la obesidad infantil son bienvenidos y más aún si tienen que ver con estos divertidos personajes.

Más sobre: