Dos millones de niños mueren cada año por no ser vacunados

La Organización Mundial de la Salud ha hecho público un informe con ocasión del Día Mundial de la Infancia

Cada año mueren dos millones de niños en todo el mundo a causa de enfermedades perfectamente curables con una vacuna. Ese es el devastador dato que ha hecho público la OMS en su informe el Estado de las vacunas y la inmunización en el mundo, dado a conocer con motivo del Día Mundial de la Infancia, que se celebró el pasado 20 de noviembre. Así, el documento afirma que, si no se adoptan medidas estratégicas urgentes para que la financiación, las investigaciones y la cobertura mundial de vacunación dejen de ser insuficientes, regresarán viejas enfermedades y aparecerán nuevas infecciones en el mundo.

El informe señala que, si bien las vacunas han salvado miles de millones de vidas el siglo pasado y siguen siendo la manera menos costosa de controlar la propagación de enfermedades infecciosas, no están llegando a las poblaciones que más las necesitan. En las naciones desarrolladas, los niños tienen acceso a un mayor número de vacunas, más nuevas y más costosas, para protegerlos contra enfermedades infantiles graves. Pero en el África subsahariana sólo la mitad de los niños tienen acceso a la inmunización básica contra enfermedades comunes como la tuberculosis (una enfermedad que ha vuelto a aparecer), el sarampión (que causa unas 700.000 muertes al año), el tétanos y la tos ferina. En las zonas pobres y aisladas de los países en desarrollo, las vacunas llegan a menos de uno de cada veinte niños.

"Hoy día ningún niño debería morir de una enfermedad prevenible por vacunación. Es necesario invertir más, y más racionalmente, en la cobertura de vacunación y la investigación y garantizar el acceso a las vacunas en todos los rincones del globo", reflexiona Carol Bellamy, directora Ejecutiva del UNICEF y Presidenta de la GAVI (Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización).

Más sobre

Regístrate para comentar