Gorrito para oídos sensibles

Los sombreros de lana no sólo son un accesorio sino un antídoto contra resfriados

La cabeza es la parte del cuerpo por la que más calor se pierde, así que en otoño e invierno, ante la llegada de las bajas temperaturas, conviene que los niños salgan a la calle con gorrito. Esta prenda, de lana, felpa o piel, ayuda a que los niños -dentro de lo que cabe- sufran menos resfriados e incluso otitis, tan molestas para ellos, y para sus padres.

Este año, marcas como Mayoral, Pili Carrera, Grupo Zannier o el americano Ralph Lauren, que también diseña para los más pequeños, presentan divertidos sombreritos de todo trote o para ocasiones especiales. Al igual que en la moda para adultos, se llevan mucho los sombreros estilo ruso, de piel y con orejeras, aunque también están muy de moda los andinos, de gruesa lana e igualmente con orejeras. Luego están los clásicos de esquiador, de lana y muy cómodos de llevar, o los de aire tradicional que presenta Pili Carrera, de fieltro y con ala, a juego con el abrigo, como mamá.

Más sobre: