Oda a la maternidad

Las pasarelas y la publicidad consagran la imagen maternal como tendencia

En un momento en que en los países occidentales baja alarmantemente la tasa de natalidad, las pasarelas y las campañas publicitarias se están llenando de dulces modelos que, amorosas, abrazan a un bebé cual estampa del pintor español Murillo.

La tendencia indica que la maternidad se cotiza al alza en el mundo de la moda, ya que no parece producto de la casualidad que diseñadores tan dispares como John Galliano para Dior, Jean-Paul Gaultier o Krizia cierren sus desfiles con modelos meciendo tiernamente a bebés de carne y hueso o a muñecos (en el caso de Dior).

Otras marcas, como algunas de joyas, también están llenando las revistas norteamericanas de publicidad altamente maternal, en contraposición a otros anuncios que venden una mujer cargada y plena de sensualidad.

¿Qué buscan estos anuncios? ¿Pretenden, tan sólo, ser políticamente correctos, o algo está cambiando en el mundo de la publicidad y del marketing?
Quizás los publicistas hayan pensado que la mujer es más sensible a un mensaje dirigido a alguien real, que tiene hijos, o que al menos se lo ha planteado alguna vez en su vida, y que disfruta de su maternidad. Quizás el tiempo de las mujeres explosivas haya pasado y el mensaje utilizado hasta ahora esté dejando de llegar a la mujer. Veremos si esto no es flor de un día, sino una nueva tendencia que llega para quedarse.

Más sobre: