Una reina sin trono, ¿se han olvidado los fans de Lady Gaga?