No cabe duda que Britney Spears tiene un lado muy divertido y que haría cualquier cosa por hacer sonreír a los que más ama. El día de ayer, la cantante de 33 años, se lanzó con sus hijos, Sean Preston, de 9 años, y Jayden James, de 8, a una fábrica de chocolate para pasar una tarde inolvidable. El trío disfrutó de ver todo el proceso industrial de esta delicia y, seguramente, al final del recorrido pudieron comprar algunos chocolates para completar la experiencia.

Britney Spears visita la fábrica de chocolateVER GALERÍA

Britney, quien este fin de semana sorprendió con su look en los Teen Choice Awards, se ha caracterizado por mantener su espíritu juvenil y divertirse con los más pequeños de su familia. En su cuenta de Instagram comparte fotografías de estos momentos que pasa con sus hijos y su sobrina. Recientemente presumió un baño de burbujas con su sobrina, que al parecer, las dos gozaron muchísimo.

Britney Spears visita la fábrica de chocolateVER GALERÍA

La pequeñita se hizo popular este fin de semana por las divertidas fotografías en la entrega de los reconocimientos. A sus escasos años, aún no comprendía la magnitud del evento y su ternura e inocencia dieron la vuelta al mundo. Se nota que los más chicos de la familia, han encontrado en la cantante y compositora a una mujer con espíritu joven y muchas ganas de ser feliz. Incluso, la estadounidense ha presumido que sus hijos y sobrinos la acompañan en algunos días de trabajo a sus grabaciones.

Britney Spears visita la fábrica de chocolateVER GALERÍA

Desde su separación con Charlie Ebersol, Britney se ve muy contenta y haciendo lo que más disfruta. Recientemente anunció que actuará con Jaime Camil y Gina Rodríguez en Jane The Virgin y, seguramente, muchos proyectos seguirán llegando a sus manos.

Más sobre

Regístrate para comentar