En una ocasión poco frecuente, Alejandro Fernández decidió abrirse y hablar de su vida sin reparos. Adela Micha logró que el hijo de Vicente Fernández le contara no sólo de su carrera, sino de los aspectos más personales del cantante. “Estoy en mi mejor momento, pensando que puedo llegar mucho más lejos”, admite con una sonrisa franca y la personalidad galante que lo caracterizan en lo que sería el inicio de una plática muy diferente a todo lo que se había visto antes del mexicano.

Alejandro Fernández: ‘Sigo creyendo en el matrimonio’VER GALERÍA

Con el coñac como bebida favorita para cantar, admite que se sigue poniendo nervioso antes de salir a cantar. Y con especial cariño recuerda el concierto en el Teatro Real de Madrid, desde donde grabó un video de la presentación. “Yo nací cantando”, dice humildemente, “Nunca tomé clases de canto. El mejor profesor estaba en casa”, refiriéndose al cantante mexicano y su padre, Vicente Fernández. Fue él quien lo impulsó a continuar con la música ranchera, un tema que en su momento, se convertiría en motivo de muchas discusiones según cuenta Fernández.

Su papá fue también tema de esta conversación. “Mi papá me hizo muchísimo daño”, acepta Alejandro sobre la presión de la preocupación que sentía por parte de su padre, “tal vez fue una de las cosas que me influenció para que yo tomara la decisión para casarme a una edad temprana”. El carácter tan parecido entre Vicente y Alejandro fue causa de algunas fricciones. Y el cantante de 44 años, le cuentó a Adela Micha que se ha esforzado por no repetir en casa patrones de cosas que no le gustaban de su famoso papá, aunque admite que a veces no es tan sencillo. “Mi padre tuvo sus errores y se los respeto, porque siempre lo hizo con el afán de vernos bien a nosotros”.

Alejandro Fernández: ‘Sigo creyendo en el matrimonio’VER GALERÍA

En un ambiente hogareño y cercano, con un buen tequila de su tierra, Guadalajara, compartieron una larga entrevista. “Soy extremadamente sensible”, dice mientras acepta que las operaciones de su padre, el secuestro de su hermano, su divorcio y el nacimiento de sus hijos, han sido los momentos que han marcado su historia. Se confiesa un hombre de fe, especialmente apegado a su madre, Cuquita.

Y con la familia como ancla a lo largo de su vida, Guadalajara es la base para Fernández. Ahí, con sus hijos, vive la realidad debajo de los escenarios. “Dios me regaló a mis hijos muy, muy joven, y cuando me quería portar mal, ellos eran mis anclas”, le dijo a la periodista mexicana. Y ahora, sus cinco niños están creciendo, lo que no es tan fácil para el papá que cuenta que le cuesta mucho dar permisos de salir a sus hijas. “Son muy buenos niños”, cuenta de sus cinco hijos con quienes tiene una excelente relación, lo que atribuye a la cercanía en edades con ellos.

Alejandro Fernández: ‘Sigo creyendo en el matrimonio’VER GALERÍA

En el plano amoroso, entre risas, se dice fiel y dice seguro, “Sigo creyendo en el matrimonio”. La coquetería tan famosa de Alejandro, hizo una aparición, y aunque se le dice conquistador, dice que le gusta estar en pareja. Confiesa que se casó muy joven, a los 20 años, muy enamorado, de su exesposa y madre de sus hijos, América. En ese momento estaba completamente seguro de que el matrimonio sería para siempre y aunque desgraciadamente no fue así, se sigue dando oportunidades en el amor.

Más sobre

Regístrate para comentar