Definitivamente, entre todas las etapas que hemos conocido de Britney Spears, en ninguna se le ve tan feliz como en su papel de mamá. La estrella del pop, se ha mantenido frente a los reflectores desde que era una niña, pero es hasta ahora que vemos cómo se ha convertido en una mamá de lo más relajada y divertida. Sean y Jayden consiguen regresar los años atrás y convertir a su mamá en la jovencita que cantaba Ooops! I did it again.

Britney Spears, una mamá muy divertidaVER GALERÍA

Con un look muy skater, Britney se enfundó en gorra y lentes obscuros para acompañar a sus pequeños para una tarde sobre la patineta. Atrás quedaron los bebés, Sean y Jayden son ya unos intrépidos chicos que frente a mamá hacen destrezas sobre las ruedas. Y por supuesto, la cantante no podría estar más orgullosa de las aventuras que sus hijos emprenden, por lo que no dudó en compartir una fotografía en la que se les ve muy sonrientes, “Sólo su típica, orgullosa, mamá skater”, escribía Britney.

Y por lo que se puede ver, aun cuando los hijos de Britney se bajan de la patineta, el look skater es parte de su estilo. Las gorras con las vísceras levantadas, las calcetas altas y los tenis playeros, son cosa de todos los días en la casa de la familia. Parece que fue ayer cuando Britney anunciaba la llegada de su primer hijo, y cómo olvidar las muchas imágenes en las que los dos iban en brazos de la cantante; los años han pasado y se han convertido en un par de chicos de lo más intrépidos.

Britney Spears, una mamá muy divertidaVER GALERÍA

De 9 y 8 años, Sean y Jayden parecen haber heredado el estilo desenfadado de su padre, el bailarín Kevin Federline. Y su feliz mamá no podría estar más encantada de tener a dos niños tan activos en casa. No se cansa de presumir a través de sus redes sociales, las divertidas actividades de sus hijos, que regularmente incluyen un paseo en patineta o algún deporte extremo. Y su estancia en Las Vegas, gracias a los conciertos residentes de la cantante, les ha dado todo tipo de divertidas oportunidades. Como su visita a unos lindos delfines, con los que pasaron un agradable momento junto a su madre y el novio de ésta, Charlie Ebersol.

Pero no todo es diversión; como una gran mamá, Britney se está preparando para ayudar a sus niños. Consciente de que su guía es importante, la cantante confesó a People, que se encuentra estudiando un poco de álgebra para ayudar a los pequeños con sus labores escolares. Platicó que para ella, sus tareas son lo más importante por lo que los impulsa para ser cada vez mejores en el plano académico.

Britney Spears, una mamá muy divertidaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar