Grammy 2015: Rihanna y Blue Ivy en el encuentro más tierno

Una de las presentaciones más esperadas en la 57 entrega de los premios Grammy fue la de Rihanna con Paul McCartney y Kanye West. Esta ocasión marcaba el debut en vivo de la canción FiveFour Seconds, que es la colaboración de estos tres grandes de la música. Por esto, Rihanna era una de las estrellas más esperadas de la noche, y ni siquiera Beyonce la opacó, pues había una pequeña fan que sólo tenía ojos para ella.

Blue Ivy, la pequeña hija de 3 años de Beyonce y Jay Z, no perdió la oportunidad de acercarse a la cantante. Y es que el vestido de Rihanna la hacía parecer toda una princesa ante los ojos de Ivy. Con un diseño directo de la pasarela couture de Giambattista Valli que fue presentado apenas hace unos días de París, Rihanna llegó de último momento a la alfombra roja. El vestido en color rosa, de gran extravagancia por sus grandes proporciones, fue el favorito de Ivy que también iba vestida en el mismo color pero en diferente tono.

Grammy 2015: Rihanna y Blue Ivy en el encuentro más tierno

La tierna nena que es fanática de las princesas y como cualquier niña de su edad, idolatra la película Frozen, quedó encantada con Rihanna que de lo más encantadora se agachó para saludar a la pequeña. Blue no podía faltar en esta ocasión en la que sus famosos papás juntaron tres estatuillas. Y no sólo se limitó a ser parte del público, al parecer formó parte del círculo de oración previo a la presentación de su mamá en el escenario.

Además de que su mamá le dedicó desde el escenario el premio que ganó a Best R&B Performance por Drunk In Love, colaboración con su talentoso papá. “A mi hija Blue que me está viendo, te amo”, dijo Beyonce en su discurso de agradecimiento. Definitivamente, fue una noche inolvidable para la pequeña, que a su corta edad es ya una experta del glamour gracias a la vida de sus papás.

Grammy 2015: Rihanna y Blue Ivy en el encuentro más tierno

Y Blue no fue la única niña encantada con Rihanna. Lejos de su imagen sensual y edgy como es habitual, se vio a una cantante muy tierna con las más pequeñas. Annalise, la hija de 5 años de Jamie Foxx fue otra de las afortunadas en convivir con Rihanna, y ella sí se dio el lujo de tomar toda una sesión de fotos con otras de las celebridades presentes. Annalise decidió tomarse fotos con sus cantantes favoritos como Paul McCartney, Taylor Swift, Pharrell Williams y recibiendo abrazos de Madonna y Katy Perry.

Grammy 2015: Rihanna y Blue Ivy en el encuentro más tierno

Más sobre: