Carmen y Antonio Morales, arropados por familia y amigos en el funeral por su padre

Shaila Dúrcal, la otra hija de 'Junior', fue la gran ausente en la misa celebrada en la Parroquia del Sagrado Corazón de Madrid

La emoción y las lágrimas contenidas fueron las protagonistas en el funeral por la memoria de Antonio Morales "Junior", celebrado el miércoles en la Parroquia del Sagrado Corazón de Madrid. El viudo de Rocío Dúrcal falleció repentinamente el pasado 15 de abril y sus familiares y amigos más allegados quisieron arropar a sus hijos Carmen y Antonio en la misa en la que se recordó al cantante como un hombre con mucho sentido del humor.


VER GALERÍA


La pequeña de la familia, Shaila Dúrcal, fue la gran ausente. La cantante no pudo desplazarse a Madrid debido a sus compromisos profesionales en Miami. Quienes sí asistieron fueron los hermanos de "Junior", Ricky y Miguel, y las hermanas de Rocío Dúrcal, Cuca y Susana de las Heras. También los actores Emma Ozores y Pedro Osinaga con su mujer, grandes amigos de la familia.


VER GALERÍA  


Acompañado de su mujer Fedra Lorente, que leyó una de las lecturas de la misa, Miguel Morales afronta la pérdida de su hermano con mucha esperanza: “No estamos tristes, estamos felices porque por fin se ha reunido con Marieta”. Respecto a los rumores que han señalado que "Junior" había rehecho su vida con otra mujer, Miguel quiso dejar claro que su hermano “sólo tenía el corazón ocupado por sus hijos y por Marieta”.


VER GALERÍA


Carmen Morales fue la encargada de agradecer a todos su presencia. "Ha sido un encuentro más con amigos de mis padres, que no han podido estar cuando sucedió todo porque pilló en Semana Santa. Había mucha gente que no pudo estar y se quedó hecha polvo por no haber podido acompañarnos en esos momentos. Retrasamos la fecha por si Shaila podía venir para que estuviéramos todos juntos, pero al final no ha podido ser porque era muy complicado”.


VER GALERÍA

 
La primogénita de Rocío Dúrcal y Antonio Morales, al igual que su tío, encuentra consuelo a la pérdida de su padre en que ya se ha reunido con su madre: "Me consuela que hay dos angelitos en el cielo. Eso es lo único que nos consuela a todo. Es la única parte bonita en el recuerdo que podemos tener. Saber que por fin están juntos. Se separaron hace ocho años, pero que se han vuelto a reencontrar. Fue un divorcio cortito”. Carmen contó con el apoyo de su marido, Luis Guerra, y de su hijo, Christian Lozano. Por su parte, su hermano, Antonio, estuvo arropado por su mujer, Bárbara Suanzes, y sus hijos, Aitor y Antonio.


VER GALERÍA


A pesar de la ausencia de Shaila, Carmen quiso dejar claro que siguen siendo una familia unida y que, tras la ausencia de sus padres, ahora cuentan con el apoyo de sus respectivas parejas. “Hay una distancia de por medio, porque hay un océano. Es normal que haya esa distancia física que hace complicado poder comunicarte. No es como cuando llamas a tu hermana que vive en la casa de al lado. Es la única distancia que existe. Ahora estamos los tres y nos hemos quedado solitos con nuestras parejas maravillosas, que son un apoyo impresionante”.

 

Más sobre: