Estrella Morente y Javier Conde bautizan a su hija en El Rocío

Miguel Báez 'El Litri' fue el padrino de Estrellita, de ocho años

nullVER GALERÍA


Este fin de semana, la familia Conde-Morente ha vivido un día muy especial. Estrella Morente y Javier Conde bautizaron a su hija Estrella, de ocho años, quien recibió las aguas bautismales en la aldea almonteña de El Rocío en Huelva y ante la imagen de la Virgen del Rocío, de la que su familia es fiel devota y a la que siempre han procesado mucha fe. 

Estrellita, como llaman cariñosamente en su familia, recibirá el sacramento de la Primera Comunión este mismo mes y, por ello, debía estar bautizada. La pequeña, que el pasado sábado estuvo rodeada de sus seres más queridos y de sus padres y hermano Curro, lució para esta especial ocasión un vestido muy flamenco en color blanco y con chaquetilla con bordados en negro del diseñador Sergio Vidal.

 

VER GALERÍA


Por su parte, Estrella Morente, que estaba muy guapa y acorde con el ambiente, optó por un vestido de cuadros negros y blancos y un sencillo recogido. La artista le dio un toque flamenco a su look con una flor de intenso color rojo en el pelo, al igual que el espectacular mantón de manila que llevó como complemento. 

En este día tan especial, la familia estuvo arropada por muchos amigos y familiares como Miguel Báez ‘El Litri’, padrino de Estrella Conde Morente, que estuvo acompañado por su hijo, ya que su mujer, Carolina Herrera estaba de viaje, así como la madre y la hermana de la cantante Estrella Morente.  
 

VER GALERÍA


Aunque se esperaba la presencia de más invitados conocidos, como Enrique Ponce y su esposa Paloma Cuevas, que son los padrinos del hijo mayor de Javier y Estrella, no pudieron asistir finalmente porque el diestro valenciano hacía su reaparición esa misma tarde en la Real Maestranza de Sevilla. Fue un día muy emotivo y feliz y a la vez de muchos recuerdos, sobre todo para la artista granadina ya que su padre, el gran Enrique Morente, que falleció en diciembre de 2010, estuvo muy presente en sus mentes y sus corazones.

Más sobre: