Los planes de boda de Debbie Rowe, la exmujer de Michael Jackson

Se ha comprometido con Marc Schaffel, un antiguo socio del 'rey del pop', y planea hacerse con la custodia de Prince y Paris, los dos hijos que tuvo con el cantante

Debbie Rowe, la ex mujer de Michael Jackson y madre de sus hijos mayores Prince y Paris, ha rehecho su vida al lado de Marc Schaffel, un antiguo socio del 'rey del pop'. Según informa la revista People, Rowe, de 55 años, volverá a casarse, aunque de momento no hay fijada una fecha para la boda. Fue el pasado mes de marzo cuando Rowe compartió en las redes sociales una fotografía junto a su pareja en la que lucía un llamativo anillo. "Él me ama y ama a mis hijos", declaró Rowe a TMZ

Sin embargo, éste no es el único paso que tiene pensado dar para retomar las riendas de su vida. Rowe ha confesado a la misma publicación su intención de hacerse con la custodia de sus dos hijos, e incluso, de hacerse también con la del hijo pequeño de Michael Jackson. Al parecer, Rowe cree que Katherine Jackson, la abuela de los menores, no está capacitada para seguir cuidando de ellos debido a su avanzada edad. "Ella no está muy involucrada en la vida de los niños", declaró Rowe a un amigo.  

 

Rowe ha intentado recuperar el tiempo perdido con sus hijos, tras la muerte del 'rey del pop'. Hace un año, se reunía con su hija Paris para celebrar su cumpleaños, algo que se ha vuelto a repetir este año. Después de hacerse públicos los problemas anímicos de la joven -padecía una fuerte depresión- la figura de su madre ha estado más presente en su vida. De hecho, las pasadas navidades Paris interrumpió su tratamiento para estar con su familia -y también con su madre- en unas fechas tan señaladas.

 

 

Michael Jackson y Debbie Rowe se casaron en 1996 en Australia. Rowe dio a luz a los dos primeros hijos del cantante, Prince (1997) y Paris (1998) mediante inseminación artificial, pero en 1999 decidieron poner punto y final a su relación y se divorciaron. Dos años más tarde, Rowe renunció a sus derechos sobre los pequeños, aunque un tribunal de apelación desestimó su petición, por lo que la ex pareja llegó a un acuerdo fuera de los tribunales por el que el artista se quedó con los niños. Entonces Rowe declaró: “Son sus hijos, los tuve por él. No habrían nacido si no hubiera sido por mi amor por él. Lo hice para que se convirtiera en padre, no para convertirme yo en madre”.

Sin embargo, en el año 2009 Rowe comenzó una nueva batalla judicial contra la madre del cantante, Katherine Jackson, sobre la custodia de los pequeños, a pesar de que el artista había expresado en su testamento el deseo de que su madre se ocupara de criar a sus hijos si fallecía y, en su defecto, nombró a la cantante Diana Ross como segunda tutora. En dicho testamento, el artista dejaba fuera de cualquier herencia a Rowe. Finalmente, Katherine y Rowe consiguieron llegar a un acuerdo por el que desde entonces ha tenido derecho a visitar a sus dos hijos. "Es un acuerdo en interés de los niños. No es un trato monetario, no tiene nada que ver con el dinero. No hay mejor situación para estos niños que ser educados y criados cariñosamente por la señora Katherine Jackson", informó el abogado de Katherine.

Desde entonces, Debbie, que tiene un rancho de caballos en Palmdale (California), ha podido visitar en varias ocasiones a Prince y Paris, y parece que gracias a estos encuentros familiares ha conseguido recuperar el cariño de sus hijos.

Más sobre

Regístrate para comentar