Lolita se emociona recordando sus veranos familiares: 'Vine a Marbella con dos años y ahora, cada vez que vuelvo, lloro'

Recibió un premio en la localidad, donde estaba su casa de verano 'Los Gitanillos', que fue derribada en 2008

Sin poder contener la emoción, Lolita recogió el premio Mantilla de Honor, en la octava edición de los galardones Cofrades de Marbella, que se celebró en el Palacio de Ferias y Congresos de la ciudad. El evento se celebra en los días previos a la Semana Santa y en él se reconoce a aquellas personas que están vinculadas a la localidad.

 

VER GALERÍA

 

En esta edición se homenajeó a nombres como Ángeles Muñoz, Mantilla del año; Antonio Romero y Rafael Ruiz, el dúo musical Los del Río, Nazarenos de honor; María José Santiago, que recibió el premio Cofrade de Arte escénico; Tico Medina recogió el de Cofrade de Comunicación y el desaparecido periodista Antonio Herrero, el de Cofrade a la Memoria.

Durante la velada, en la que Celia Flores, hija de Marisol, puso algo de música, Lolita aseguró que “no quiere morirse sin volver a tener una casa en Marbella”. “La compraré cuando tenga pagadas todas mis deudas” comentó. Mientras veía unas imágenes de su madre, Lola Flores, añadió: “Vine a Marbella con dos años y ahora, cada vez que vuelvo, lloro”.

VER GALERÍA

 

Y es que los Flores estuvieron muy vinculados a la ciudad, en la que estaba su residencia "Los Gitanillos", el emblemático chalé en el que la familia pasaba los veranos. Tras el fallecimiento de la Faraona, sus hijas vendieron la propiedad, sobre la que pesaban algunas deudas, y esta fue derribada (en 2008). Una de las últimas ocasiones en las que Lolita estuvo en la residencia fue en 2001. “Esta casa me trae muchos recuerdos” comentó entonces.

Entre los premiados en otras ediciones de estos galardones se encuentran Antonio Banderas, la Baronesa Thyssen, la princesa María Luisa de Prusia o Imanol Arias.

Más sobre: