Enrique Iglesias, 10 discos y casi 20 años de carrera: 'Si a los 10 años hubiera dicho que quería ser cantante, no estaría aquí'

El artista presenta su nuevo trabajo, cuyos primeros singles han arrasado en las redes sociales

Es ya su décimo disco de estudio. Enrique Iglesias convirtió los aperitivos de su Sex and Love en auténticos booms. Loco, Heart Attack y Turn the night up coparon los primeros puestos de descargas en iTunes en Estados Unidos y superaron los 120 millones de visitas en Youtube. En unas recientes declaraciones a EFE, el artista recordó cuáles fueron sus inicios en la música. "Te puedo decir con plena seguridad que, si a los 10 años hubiera dicho a mi familia que quería ser cantante, hoy por hoy no estaría aquí", manifestó. Iglesias se refería así a lo publicado por Alfredo Fraile, exmanager de su padre, Julio Iglesias, en su libro Secretos confesables, en el que detallaba conversaciones del célebre artista con su hijo.

"Soy de esas personas que a lo mejor me acuesto destruido, pero me despierto con más fuerza todavía. Siempre he sido así. Me gusta ser el 'underdog' (el que lleva las de perder), porque me ayuda a corregirme, a trabajar más, a tener más disciplina y a intentar hacer las cosas mejor todavía", manifestó el cantante de 38 años. Enrique habló sobre el episodio plasmado en este libro en el que se señala que su padre le habría señalado que su apellido le había ayudado en su triunfo.

 

nullVER GALERÍA

 

"Así muestro a mi padre o a quien sea que tal vez no lleven razón. Aquello no me dolió; al revés, me gusta, es un reto. Me gusta esa presión. Esas conversaciones me motivaron para demostrarle lo contrario. En la vida hay dos tipos de personas: la gente a la que les dices algo negativo y se hunden, y los que se van para arriba", declaró.

Sex and Love, ya a la venta en todo el mundo, reúne los sonidos más bailables, como I'm a freak, con temas románticos, como Loco, El perdedor o Beautiful, entrelazando ingredientes de pop, reggae y reggaeton en una mezcla en inglés y español. "Cuando escuché el disco, lo primero que me vino a la cabeza fue eso: sexo y amor. Luego pensé en otros títulos, porque tal vez era muy simple y demasiado directo, pero al analizar las canciones de nuevo lo tuve claro. ¿Por qué no ir con tu instinto?", explicó el madrileño.

Enrique va camino de los 20 años sobre los escenarios y se encuentra en el momento álgido de su carrera tras el éxito de su anterior trabajo, Euphoria, y canciones como I Like It o No me digas que no. ¿Cuál es el secreto de su éxito? "Ojalá hubiera una fórmula, porque la seguiría. Las canciones no se planean; no sabes cómo, ni cuándo, ni de dónde van a salir. Sinceramente, dependo de ellas. A veces escribes una canción y tienes la sensación de que puede funcionar, pero otras surgen de sitios que ni imaginas", declaró.

 

nullVER GALERÍA

 

Es por eso que le gusta innovar y crear colaboraciones como las que encierra este disco, ya sean nombres tan diversos como Pitbull, Romeo Santos, Marco Antonio Solís, Kylie Minogue o India Martínez, entre otros. "Es parte de la forma en la que me he criado en Miami, escuchando todo tipo de música, pero con predominio del inglés y el español. Es como soy. Incluso es mi forma de hablar", indicó Iglesias, quien sostiene que tiene un cariño especial por Bailando, su tema con los cubanos Descemer Bueno y Gente de Zona. "Hay canciones en tu carrera que te llevan por otro camino, que te inspiran y te cambian incluso la forma de escribir. Esta es una de ellas", manifestó.

Las mujeres bellas son una constante en sus videoclips, y su pareja, la rusa Anna Kournikova, a la que conoció en 2001 grabando el vídeo para Escape, no ve en ello ningún inconveniente. “Anna no tiene absolutamente ningún problema con que haga un vídeo rodeado de mujeres. Sabe esa separación entre un vídeo y la vida real", comentó el músico. Iglesias y Kournikova, a pesar del tiempo que llevan juntos, no tienen planificado pasar por el altar, y él se sorprende de que su situación llame la atención. "A veces se piensan que tal vez estoy en contra del matrimonio. Para nada, absolutamente. Igual soy un poco más liberal para estas cosas. Si alguien me dijera que por casarme iba a ser más feliz o que iba a consolidar más mi relación, pues adelante. Pero estoy seguro al 100 por cien de que no es así", explicó.

Más sobre: