Raúl y su carrera hacia Eurovisión: 'El reto que supone hace que te sientas más vivo'

El veterano cantante se quedó a las puertas del certamen en el año 2000, cuando fue elegido Serafín Zubiri

Intentó llegar al escenario de Eurovisión en el año 2000 y, aunque se quedó a medio camino, Raúl logró que su Sueño tu boca se convirtiera en una de las canciones de ese verano. As de corazones y Baila fueron algunos de los temas que popularizó este intérprete que logró un disco de diamante, 10 de platino y 20 de oro con sus cinco discos.

Han pasado 14 años, pero el cantante vasco tiene claro que con su tema Seguir sin ti, compuesto por William Luque (pincha sobre el título del tema para escucharlo), tiene opciones para llegar a Copenhague el próximo 10 de mayo y quitarse la “espinita” que se le quedó clavada. Raúl contó a hola.com qué ha estado haciendo estos años y los puntos fuertes que puede utilizar para lograr el apoyo del público.

En el año 2000 te quedaste a las puertas de representar a España, ¿te ves ahora más preparado?
Nunca estas lo suficientemente preparado para los nervios que vas vivir ese día. Pero siempre te metes de cabeza en aventuras de estas características por el subidón de adrenalina. El reto que supone hace que te sientas más vivo.

¿En qué has cambiado como artista en estos años?
La experiencia siempre es un grado. Uno aprende de sus errores, intenta solventarlos y siempre aparecen nuevos. Este mundillo es mucho más duro de lo que se ve a través de la televisión. El trabajo y esfuerzo realizado en equipo en muchas ocasiones te obliga a renunciar a cosas. Por eso valoro mucho cada objetivo logrado y cada paso que se da.

 

nullVER GALERÍA



¿Cuáles son las armas que piensas utilizar para ganarte el favor de los fans y el jurado?
El factor sorpresa es importante, no solo para la preselección, sino también para el festival. Y el crecimiento de un artista se ve en su trayectoria. Pero, sin duda alguna, la mejor arma en este caso es llevar una canción espectacular, personal y que llegue.

Compites con una balada, ¿por qué has elegido un tema lento?
Cuando William Luque me presentó la canción, supe que era un tema adecuado para el festival. Supone un gran cambio de registro para mí y hace grande y espectacular nuestra participación en Eurovisión.

Has estado varios años alejado del foco público, ¿en qué has estado trabajando?
Siempre dedicándome única y exclusivamente a la música. La preparación de un álbum requiere un tiempo que muchas veces los artistas no nos permitimos tomar por compromisos laborales. Si añades a todo eso los viajes internacionales, las giras de conciertos y el tiempo que dedico a mi familia, amigos e incluso a mí mismo, no es tanto tiempo. Hay que priorizar. Después de lo que yo viví, sobre todo en mis inicios, decidí que la vida hay que tomársela con un poco mas de calma.

¿Qué crees que le falta a España para ganar Eurovisión?
Si lo supiese no dudaría en presentarme todos los años, jejeje. La competencia es dura y aunque creamos llevar el mejor tema e intérprete, tal vez no es lo que Europa espera. Es difícil ganar cuando cada país tiene unos gustos tan variados, pero debemos apostar por la calidad sin dejar de lado nuestra personalidad.

¿Qué sería lo primero que harías si ganas la preselección?
Quitar esa espinita que se me quedó clavada en el año 2000.

Más sobre

Regístrate para comentar